close
Historia del Flamenco · 24 August 2023

Los Cafés Cantantes de Sevilla

Cafés cantantes, las cunas y raíces del arte jondo y lugar de nacimiento de leyendas del cante, baile y guitarra flamenca

Los Cafés Cantantes de Sevilla

 

H2: Cafés cantantes, las cunas y raíces del arte jondo y lugar de nacimiento de leyendas del cante, baile y guitarra flamenca.

 

Hasta hace poco, los amantes del flamenco se reunían en sitios parecidos a las cafeterías para disfrutar de auténticos espectáculos musicales. Ahí es donde entran en juego los famosos cafés cantantes, cuna de todo el arte flamenco que conocemos hoy, reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO el 16 de noviembre de 2010.



¿Cómo nacen Los Cafés Cantantes?

 

Los cafés cantantes eran establecimientos nocturnos creados para el entretenimiento y la diversión del público. Combinaban el arte de la música en vivo con la degustación de bebidas. En sus primeros años, presentaban una diversidad de géneros, hasta que Silverio Franconetti dio forma al primer café cantante flamenco, bautizado como el Café de El Burrero, en Sevilla. En este lugar, las actuaciones de folklore andaluz convivían con el cante gitano, marcando el inicio de una nueva era en la música flamenca

 

La distribución que solían seguir era una amplia sala decorada con espejos y carteles taurinos. Un tablao se encontraba en el centro para poder disfrutar de las actuaciones, además de contar con cuartos reservados para reuniones privadas y celebraciones, junto a palcos donde el público tenía una vista privilegiada del espectáculo.

 

En la atmósfera de dichos cafés se respiraba un ambiente competitivo, incluso Silverio Franconetti desafiaba en duelos de cante a los artistas que consideraba más importantes. Esta rivalidad era tan profunda que Silverio y Tomás El Nitri, uno de los cantaores flamencos más admirados de la época y quien recibió la primera Llave de Oro del cante, eran considerados auténticos rivales, llegando incluso a negarse una vez retados.

 

El fenómeno de los cafés cantantes se expandió por toda España, aunque con ciertas variaciones en el tipo de espectáculo dependiendo de la región. Con el tiempo, estos locales se dedicaron exclusivamente al flamenco. Surgieron figuras como Juan Breva y El Canario, pero fue la llegada de Antonio Chacón la que consolidó y refinó el cante flamenco.

 

Este período fue el inicio de la profesionalización artística entre los cantaores, transformando el flamenco en una fuente de sustento para cantaores, bailaores y guitarristas. 



El legado cultural de Los Cafés Cantantes

 

El legado cultural de los cafés cantantes en Sevilla se extiende mucho más allá de las paredes de estos icónicos locales. Su influencia perdura de manera significativa en la escena flamenca contemporánea de la ciudad, dejando una huella imborrable en su cultura y en la forma en que se vive y experimenta el flamenco en la actualidad.

 

La historia de los cafés cantantes de Sevilla sigue viva en cada palo flamenco, en cada compás y en cada gesto apasionado de los artistas que pisan los escenarios. Es un legado que sigue inspirando a generaciones a mantener viva la esencia del flamenco. 

 

En este lugar sagrado del arte, el pasado se funde con el presente, y el eco de los cafés cantantes sigue resonando, recordándonos la profunda conexión entre Sevilla, el flamenco y el alma española.

 

También ha contribuido al atractivo turístico y cultural de Sevilla. Los visitantes que llegan a la ciudad buscan vivir la autenticidad del flamenco, y los cafés cantantes históricos y sus influencias ofrecen una ventana al pasado, permitiendo a los espectadores sumergirse en la riqueza cultural que estos lugares representaban.



¿Por qué cerraron los cafés cantantes? 

 

La decadencia de los cafés cantantes comenzó a finales de los años 20 con la aparición de nuevos espectáculos que aumentaron la competencia, como fue el cine.  La Guerra Civil Española (1936-1939) y las difíciles décadas de la posguerra tuvieron un impacto significativo en la sociedad y la cultura. Estos eventos históricos llevaron a cambios en la vida cotidiana y en las prioridades de la gente. Los cafés cantantes, que habían sido espacios de entretenimiento y celebración, también se vieron afectados por las condiciones económicas y sociales adversas de la época. 

 

Por suerte, a día de hoy el flamenco sigue siendo uno de los espectáculos más aclamados, tanto de forma nacional como internacional, y podemos seguir disfrutándolo en tablaos flamencos como en el Teatro Flamenco Sevilla.

 

El Teatro Flamenco Sevilla surge como un tributo a la historia y como un faro que ilumina la pasión del flamenco en la ciudad. En este escenario, el espíritu de los cantantes revive en cada taconeo, en cada rasgueo de guitarra y en cada quejido profundo de cante. Es un espacio que honra el legado de los artistas que forjaron el camino y que se erige como un lugar de encuentro para los amantes del arte flamenco en todas sus manifestaciones.

 

Si te apetece disfrutar del flamenco en directo en el corazón de Sevilla, te invitamos al Teatro Flamenco Sevilla. ¡Te esperamos!

Most read
Artistas

5 mejores intérpretes de la historia del flamenco

Cantaores de flamenco que debes conocer

16 February 2022
Artistas

Maestros del Flamenco: Don Antonio Chacón, el maestro payo

Antonio Chacón fue uno de los mejores cantaores flamencos de finales del siglo XIX

29 August 2019
Palos Flamencos

Palo flamenco: Martinete

El soniquete del martillo sobre el yunque

12 December 2022
We use cookies to record your choices, improve the experience of the user in our websites and collect visit statistics. By using our web pages, you accept that we can install these types of cookies in your device.
Further information