close
Cultura · 20 abril 2023

El Trovador de Sevilla: Paco Palacios “El Pali”

El Teatro Flamenco Sevilla comparte algunos datos curiosos sobre este gran compositor de las sevillanas más populares

Cuando das un paseo por la Feria de Abril en Sevilla, escucharás sevillanas por todas partes. Este estilo de flamenco es el que más se baila y se canta en todas las celebraciones y reuniones de amigos y familiares y, por esta razón, se ha convertido en uno de los palos flamencos más conocidos a nivel mundial. 

Las orígenes de las sevillanas se remontan a la época anterior a los Reyes Católicos y antiguamente eran conocidas con el nombre de “seguidillas castellanas”. A lo largo de los años se han ido aflamencando hasta llegar a ser la versión actual reconocida mundialmente. 

Muchas de las sevillanas más famosas, sobre todo en esta época de la Feria de Abril, son obra de uno de los compositores flamencos más prolíficos de sevillanas, Paco Palacios, “El Pali”.

El Pali era una de las figuras más importantes en la evolución de las sevillanas del siglo XX. Compositor y cantaor de más de 200 sevillanas, El Pali era un personaje querido en Sevilla por su arte, por su gracia y por su buen humor.

Conocido cantante por su dominio de todos las variantes de las sevillanas, fueron las sevillanas corraleras -que se cantaban en los patios de corrales, con guitarra, palmas, palillos, almirez, una botella de aguardiente, cacerolas y cacharros- las que le hicieron más famoso y popular, ganando el mote, El Trovador de Sevilla.

El Trovador de Sevilla

Con sus gafas de alta graduación y su constitución fuerte, El Pali se convirtió en referente de la sevillana, uno de los palos flamencos más populares, conocidos y bailados mundialmente.

El Pali está reconocido como uno de los compositores de sevillanas más prolíficos del siglo XX. A lo largo de sus más de 30 años de carrera, grabó más de 20 discos y escribió más de 200 canciones. 

Es conocido por ser uno de los responsables de la resurgencia de las sevillanas corraleras, que estaban casi desaparecidas en la segunda mitad del siglo XX. 

Nacido en el año 1928, en la calle Güines, junto a la Casa de la Moneda, vivió la mayoría de su vida en este sevillano barrio de El Postigo, barrio vecino de El Arenal, donde actualmente hay una estatua en su honor que captura su pose habitual. 

De joven le gustaba mucho el deporte y se aficionó especialmente a las carreras de cross. El mote de “El Pali”, al parecer, viene de esta época cuando era delgado como un palillo, y de ahí, El Pa

Empezó a cantar con diez años, cantando su primera saeta en la Semana Santa, desarrollando su arte principalmente como cantante de sevillanas, fandangos de Huelva y saetas, aunque dominaba muchos palos flamencos. 

Tras la publicación de tres discos de sevillanas con el grupo Rocieros del Quema a finales de los 60, El Pali se lanza en solitario en el año 1970, hecho pionero ya que el panorama musical de las sevillanas para aquel entonces estaba dominado por grupos musicales.

"Era un cante chico, pero entre unos pocos lo hemos hecho grande"

El Pali es acreditado con ser uno de los responsables del resurgimiento de la sevillana, que estaba perdiendo fuerza como palo flamenco, tanto en las reuniones populares de familias y amigos, como en los teatros y tablaos flamencos importantes de España

Las sevillanas de El Pali hablan de Sevilla. Las letras evocan las antiguas costumbres de vida en la ciudad de su infancia y la desaparición de la Sevilla más popular.

Aquí te dejamos las cuatro sevillanas de El Pali que más suenan en las casetas de la Feria de Sevilla.

  1. Las Cigarreras - una mirada a la Sevilla romántica de los tiempos de Carmen la Cigarerra - Ya no pasan cigarreras por la calle San Fernando, con flores en la cabeza y sus mantones bordados. Ay Sevilla de mi alma, que lo vas perdiendo todo. Los niños en la plazuela, cuando jugaban al toro.
  2. Vámonos pa´ la Feria. Esta sevillana anima a todos los feriantes a disfrutar y es la primera sevillana que los feriantes empiezan a cantar nada más salir de sus casas - Vamonos pa’ la Feria, cariño mío. Llévate los palillos, tambor, guitarra y las penitas tuyas para olvidarlas.
  3. Sevilla Tuvo una Niña - Quizás la sevillana más conocida popularmente de El Pali.  Sevilla tuvo una niña, y le pusieron Triana, la bautizaron el río, los gitanos de la cava. Vaya bautizo con arte, muchos barbos en adobo, mucho vino y alegría, allí aprendieron los moros el baile por buleria. 
  4. Ay, las Plazuelas. Las letras de esta sevillana nostálgica muestran la añoranza de las antiguas tradiciones de la ciudad - Ya no se ve en la plazuela, los niños jugando al toro. Ni tu hermanilla y  la mía jugándose al diablo. Que tiempos aquellos, recordarlo causa pena. Todo ha muerto, como murió la Alameda. 

Las sevillanas son uno de muchos palos de flamenco. En el Teatro Flamenco Sevilla, podrás disfrutar de la pasión y emoción de muchos de ellos en nuestro espectáculo flamenco en directo. ¡Compra tus entradas para nuestro espectáculo flamenco aquí!

 

 

Lo más leído
Artistas

5 mejores intérpretes de la historia del flamenco

Cantaores de flamenco que debes conocer

16 febrero 2022
Artistas

Maestros del Flamenco: Don Antonio Chacón, el maestro payo

Antonio Chacón fue uno de los mejores cantaores flamencos de finales del siglo XIX

29 agosto 2019
Palos Flamencos

Palo flamenco: Martinete

El soniquete del martillo sobre el yunque

12 diciembre 2022
Usamos cookies para recordar tus elecciones, mejorar la experiencia del usuario en nuestros sitios web y llevar una estadística de visitas. Al utilizar nuestras páginas web, aceptas que podemos instalar estos tipos de cookies en tu dispositivo.
Más información