close
Actualidad · 11 agosto 2023

La otra cara del BAILE FLAMENCO

En Teatro Flamenco Sevilla somos testigos de la energía de nuestros artistas pero, ¿sabes cuáles son las lesiones más frecuentes en los bailaores?

En Teatro Flamenco Sevilla hemos y seguimos siendo testigos de la energía y pasión que desprenden cada día nuestros artistas encima del escenario.

Sin embargo, tanta “tralla”, como nosotros le llamamos, va pasando factura: el esfuerzo y la exigencia física a los que somete un bailaor flamenco su cuerpo tiene un gran impacto sobre este, comparable en ocasiones a un deportista. Hoy vamos a conocer algunas de las lesiones o patologías más comunes en un bailaor o bailaora de flamenco, las cuales pueden llegar a desembocar en lesiones sin los cuidados adecuados, como le sucede a cualquier deportista.

 

El baile flamenco, una actividad muy intensa

 

Varios son los estudios que han demostrado que la frecuencia cardiaca media de dichos profesionales durante la ejecución de un palo flamenco (un baile), ronda cerca de las 155 pulsaciones por minuto. 

Sin duda,  el mayor pico y la parte más intensa, es el llamado zapateado, El bailaor impacta de manera rápida y sucesiva contra el suelo, llegando a alcanzar hasta 12 veces por segundo, con el objetivo de conseguir un efecto sonoro bastante característico y dentro del compás al que se está bailando. En un baile de seis minutos se pueden dar hasta 10.000 zapateados. Sin embargo, los palos flamencos bailables duran mínimo 10’. A la semana, un profesional de este ámbito es capaz de ejecutar más de 200.000 zapateados (20 horas a la semana). 

Es indudable que a largo plazo, el zapateado y el baile flamenco en general, provoca un importante desgaste a los huesos, pudiendo derivar dichas sobrecargas en fracturas por estrés. 

Además, el baile requiere dedicación constante y plena. Una lesión o un contratiempo conlleva la interrupción de su profesión al bailaor o bailaora, llegando a afectar a la psicología emocional de estos.

Aunque las zonas más afectadas por el baile flamenco son los pies, no son las únicas pues también se tienen lesiones en las rodillas, la espalda y en la zona pélvica, lumbar y cervical. Además, las posibilidades de lesión se incrementan si el movimiento se efectúa en situación de inestabilidad del pie o tobillo. No debemos olvidar que tanto hombres como mujeres bailan con un zapato flamenco con varios centímetros de tacón (de 4 a 7 cm generalmente).

A continuación os ilustramos algunas de las lesiones más graves o comunes que presentan los profesionales de este arte:

Lesiones en el pie

Al ser el zapateado uno de los protagonistas del baile flamenco, con él también lo son los zapatos; las características de esta herramienta y su adaptabilidad al pie influyen y tiene mucho que ver en él y en las patologías que se desarrollan a posteriori. Algunas de ellas son:

  • Onicopatías (alteraciones en las uñas)
  • Hiperqueratosis (durezas)
  • Hallux valgus (juanetes)
  • Juanetes de sastre (juanete en el dedo pequeño)
  • Dedos en garra (deformidad en los dedos)
  • Fascitis plantares
  • Metatarsalgias (dolor en el metatarso, bajo los dedos)
  • Esguinces de tobillo

Según un estudio realizado a 28 bailaoras por Moreno Artero para el Instituto de Formación Continua de la Universidad de Barcelona, se demostró que el 79%presentaba una deformidad: 40% Hallux Abductus Valgus, 27’5% dedos en garra, 27’5% quinto dedo en varo y 5% Hallux Limitus.

Otras lesiones comunes en bailaores flamencos

  • Esguinces de rodilla
  • Lesiones en los meniscos
  • Roturas de ligamentos
  • Problemas en la zona lumbar, cervical y en la espalda (contracturas, sobrecargas…)
  • Artritis prematura en la cadera

¿Cómo prevenir las patologías?

Para prevenir estas lesiones es fundamental, a parte de una buena alimentación y un correcto descanso, el calentamiento previo antes de actuar y el estiramiento  después del espectáculo.

Calentar aporta flujo sanguíneo, relajando así músculos y tendones, lo cual alivia el desgaste muscular y reduce el riesgo de lesiones musculares. De igual manera, para volver a la calma y estado natural, se debe estirar una vez finalizada la actividad para mejorar la flexibilidad, volver a las pulsaciones iniciales y eliminar el ácido láctico, entre otros.

Con todo ellos podemos concluir que:

  1. El flamenco es una disciplina dentro del arte, debido al esfuerzo que conlleva.
  2. Al  realizar  el  zapateado  se  producen una serie de fuerzas que tienen que ser absorbidas por las estructuras del pie y la columna vertebral, especialmente. 
  3. Las  características  del  zapato de  baile  y  del  pavimento  son cruciales para el bienestar de los artistas.
  4. En relación a las lesiones o problemas de espalda, es importante prevenirlas con una buena preparación  física, un  calentamiento  previo  adecuado,  unos  estiramientos  al finalizar  el  entrenamiento,  sesiones  de  relajación  y  masajes.  
  5. También  es muy conveniente que cada bailaor conozca su cuerpo, compense su biomecánica  y  técnicamente,  bailar  sobre  escenarios  y suelos apropiados  y  acudir  a  un profesional ante la aparición de molestias

En  términos  generales,  es  importante  establecer  tratamientos  preventivos  como sesiones de fisioterapia para mejorar la calidad de vida y el rendimiento de los bailaores, así como   disminuir   la   incidencia   de lesiones   en   este   grupo   de   población. 

¡Conoce a nuestros bailaores profesionales todos los días en nuestro espectáculo Pasión!

Compra aquí las entradas¡, ¡te esperamos en el corazón de Sevilla! 

Lo más leído
Artistas

5 mejores intérpretes de la historia del flamenco

Cantaores de flamenco que debes conocer

16 febrero 2022
Artistas

Maestros del Flamenco: Don Antonio Chacón, el maestro payo

Antonio Chacón fue uno de los mejores cantaores flamencos de finales del siglo XIX

29 agosto 2019
Palos Flamencos

Palo flamenco: Martinete

El soniquete del martillo sobre el yunque

12 diciembre 2022
Usamos cookies para recordar tus elecciones, mejorar la experiencia del usuario en nuestros sitios web y llevar una estadística de visitas. Al utilizar nuestras páginas web, aceptas que podemos instalar estos tipos de cookies en tu dispositivo.
Más información